¿Qué es la fascitis?

La fascitis plantar es una de las causas más comunes del dolor de talón aunque también puede producir dolor en la porción medial de la fascia (arco interno del pie). Implica la inflamación de la fascia, que es una banda gruesa de tejido elástico, que va desde el hueso del talón (el calcáneo), hasta la base de los dedos. 

La fascia plantar está diseñada para absorber la gran presión y esfuerzo que le exigimos a nuestros pies. En ocasiones es demasiada presión y daña o desgarra los tejidos, originando una inflamación y dando como resultado ese dolor en el talón. 

Ese dolor suele aparecer con los primeros pasos de la mañana, y va disminuyendo tras unos minutos en movimiento, pudiendo reaparecer tras largos periodos de pie, o tras levantarte después de haber estado en reposo.

¿Cuáles son las causas de la fascitis plantar?

  • Acortamiento muscular del tríceps sural (gemelos y soleo).

  • Pie valgo o pie cavo: en ambos se produce una disminución del apoyo en la zona lateral externa, produciendo mayor tensión en la fascia.

  • Sobrecarga: La fascia plantar actúa a modo de goma elástica amortiguando el peso corporal. Es por ello que su frecuencia es mayor en actividades que ejercen mucha presión sobre el talón y los tejidos adheridos, como las carreras de larga distancia.

  • Obesidad. El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre la fascia plantar. 

  • Profesiones en las que debes mantenerte de pie. Los trabajadores de fábricas, los maestros y otras personas que pasan la mayor parte de sus horas de trabajo caminando o de pie sobre superficies duras pueden tener un mayor riesgo de sufrir de fascitis plantar.

  • Tipo de calzado

12106402_xl.jpg

¿Cómo se trata la fascitis plantar?

La inflamación, que es la causa del dolor, es posible tratarla de muchas formas, pero lo importante es que disminuya la tensión generada en la fascia plantar. 

  • Ortesis plantar, tras un estudio biomecanico

  • Calzado: Los calzados con tacón (2-4 cm) y amplio, y con suela relativamente rígida proporcionan la máxima comodidad y protección.

  • Fisioterapia: El objetivo inicial de la terapia física es disminuir la inflamación.

  • Estiramientos de toda la cadena muscular posterior de la pierna.

  • Masaje con Hielo: Se puede llenar una pequeña botella de plástico con agua y congelarla. Hacer rodar el talón y el arco del pie sobre la botella durante unos 20 minutos proporciona masaje, estiramiento y frío para reducir la inflamación.

Cuida tus pies, son parte importante de tu cuerpo y te llevan a todos lados.

#cuídateconuniom

CONTÁCTANOS

Av. Gustavo Adolfo Bécquer, 15, 28806 Alcalá de Henares, Madrid, Spain

91 921 26 93 / 626 74 35 36