El pádel

Actualmente, el pádel es unos de los deportes más practicados por la sociedad de nuestro país y, poco a poco, seguirá creciendo. Por ello, deberíamos tener algunas premisas a tener en cuenta para prevenir lesiones, pues si hay que ponerle alguna pega a este deporte dentro de todos los beneficios que tiene practicarlo, es que a largo plazo puede dañar ligeramente las articulaciones que más se comprometen como son: las rodillas, el hombro y el codo.

Uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta para prevenir una lesión, tanto si somos deportistas de iniciación como si lo practicamos con una frecuencia moderada, es que debemos calentar bien antes de comenzar a jugar para preparar tanto a nuestras articulaciones como a la musculatura.

Principales lesiones que ocurren en el pádel 

Dentro de las lesiones que más frecuentemente suelen ocurrir podemos encontrar las siguientes:

      - Esguinces de tobillo.

      - Contracturas musculares.

      - Epicondilitis o lo que se denomina comúnmente el codo de tenista.

      - Roturas musculares de gemelo.

      - Tendinitis hombro y de rodilla.

      - Cervicalgías y/o lumbalgias.

shutterstock_1673570569.jpg

Consejos para prevenir las lesiones

Consejos para el miembro superior.

Para la muñeca:

Uno de los motivos más frecuentes de lesión es el gesto deportivo que realizamos al golpear la bola ya que si estamos empezando a practicarlo solemos dejar la muñeca suelta. Esto es un error muy común ya que podemos dañar en algún momento alguno de los huesos que componen esta estructura. Lo ideal sería que para la mayoría de los golpes dejáramos firme la muñeca cuando golpeamos la bola y que la fuerza del golpeo se origine en el antebrazo. Además, de esta manera conseguiremos direccionar mejor la bola.

 

Para el antebrazo:

Relacionado con el punto anterior, otro de los aspectos por los que suelen aparecer las lesiones es por el agarre de la pala o también conocido como empuñadura. La prensión continuada de la mano puede generar un exceso de carga en la musculatura que se inserta en el codo, provocando en numerosos casos dentro de las muchas otras lesiones que pueden existir, una epicondilitis o más conocido como “codo de tenista”. Para ello debemos colocar en la empuñadora un material llamado “Grip” con la finalidad de aumentar el volumen de la empuñadura y eliminar el exceso de carga generado sobre esta musculatura, en cualquier caso, este agarre siempre debe ser cómodo para nosotros, pues de lo contrario podría ser contraproducente.

Siempre calentar y fortalecer

Dependiendo de la frecuencia con la que realicemos pádel, deberíamos siempre hacer un trabajo minucioso con ejercicios que conlleven cambios direccionales, fortalecer tanto la musculatura que compone la mano -muñeca, antebrazo, brazo y hombro, como trabajar sobre la estabilidad de los ligamentos articulares del hombro.

Una alteración de este equilibrio podría deparar también en lesiones. Para ello, es bastante beneficioso la realización de ejercicios de miembro superior con theraband, ya que además de trabajar la musculatura también se estimulan los propiorreceptores articulares.

Cabe mencionar que la realización de estiramientos tras el ejercicio tanto de miembro superior como inferior es un aspecto importante dentro de todas estas recomendaciones.

#cuídateconnosotros 

#cuídateconnosotros 

CONTÁCTANOS

Av. Gustavo Adolfo Bécquer, 15, 28806 Alcalá de Henares, Madrid, Spain

91 921 26 93 / 626 74 35 36