RUPTURA DE PAREJA

Una ruptura sentimental puede ser un acontecimiento traumático en la vida de una persona, ya que puede repercutir en todas las áreas de su vida. Para empezar a entender este proceso es importante saber que es de larga duración. Nos puede llevar unos meses el superarlo, por lo que es importante aceptar el dolor y ser pacientes con nosotros mismos.

Los sentimientos que nos invaden,aunque nos angustien, tienen una función adaptativa

que nos permite ir progresivamente aceptando nuestra nueva realidad y así poder

avanzar en ella.

Para entender mejor el porqué de estos sentimientos, debemos saber que tras la ruptura sentimental, pasaremos por un proceso de duelo que incluye 5 fases. En estas fases, cada persona vive las etapas de forma diferente, y el tiempo de superación depende de muchos factores.

shutterstock_120784849.jpg

1. Fase de negación y aislamiento:

En esta fase, la persona niega la realidad, actúa como si nada hubiera pasado y todo continuara exactamente igual. Es una etapa breve que aparece como forma de protección. El impacto de la ruptura es tan grande que cuesta asimilarlo.

 

Es importante que la persona sea consciente de qué tipo de emociones siente y el motivo por el que están ahí. Es necesario ver la situación de manera objetiva para obtener más claridad.

2. Fase de ira

En esta fase, la persona siente una gran rabia e ira hacia la otra persona. Suele ser una etapa de tremenda frustración por lo que ha ocurrido, llegando a culpar a la otra persona de la situación actual y pudiendo tener sentimientos de venganza.

En ocasiones, también puede pasar que la rabia se dirija hacia uno mismo o a las personas de su alrededor.

3. Fase de negociación

En esta fase hay un intento de aceptar la situación y volver a acercarse a la otra persona una vez más. Por ello, hay que tener especial cuidado, ya que se puede cometer el error de hacer cualquier cosa por volver a conseguir a la otra persona y una mala aproximación puede empeorar o terminar de nuevo con la situación actual. Por lo tanto, esta etapa puede ser muy peligrosa si no se gestiona bien.

4. Fase de depresión

En esta etapa, la persona pierde la esperanza de recuperar la antigua relación que mantenía con esa persona. Empieza a ver las cosas de manera más clara y objetiva, y por ende, a darse  cuenta de que no hay marcha atrás. Aparecen sentimientos de profunda tristeza, llegando a ser muy doloroso para la persona.

5. Fase de aceptación

Tras la tristeza, la persona comienza a pensar en el nuevo futuro. Acepta que la relación se ha terminado y ya no busca estar con esa persona. Se siente en paz y preparado para conocer a una nueva pareja.

 

En esta etapa es especialmente importante aprender de nosotros mismos, y de nuestras anteriores relaciones para poder saber lo que buscamos en nuestras futuras parejas.

Por tanto, lo esencial a tener en cuenta cuando se termina una relación es aceptar el

duelo y aprender de él, tener un rato al día para desahogarnos, buscar actividades para

mantenernos distraídos, tener mucha paciencia con nosotros mismos y hacer un gran

trabajo personal que nos ayudará a crecer como personas.

shutterstock_1752128711.jpg

CONTÁCTANOS

Av. Gustavo Adolfo Bécquer, 15, 28806 Alcalá de Henares, Madrid, Spain

91 921 26 93 / 626 74 35 36